No apto para paraskavedekatriafóbos

4
2678

Aprovechando que hoy es viernes 13, fecha de mala suerte para mucha gente supersticiosa, os dejo un pequeño extracto de mi libro “Man spricht Spanisch”, traducido y adaptado para la ocasión:

En castellano la palabra “suerte” significa tanto “destino” como “buena suerte”, pero en alemán hablamos de “Schicksal” en el primer caso y de “Glück” en el último. Otro concepto que se refiere a una providencia o fuerza mayor es “fortuna”, derivado de Fortuna, como se llamaba en la mitología griega la diosa de la suerte (buena y mala). La persona a la que ella sonríe puede considerarse literalmente “afortunada” (“glücklich”), porque se supone que tiene mucha suerte. De forma coloquial, a alguien con suerte se le considera “suertudo”, mientras en alemán hablamos de “Glückspilz“ (literalmente: “seta de suerte”) o de “Glückskind/Sonntagskind” (más o menos: “haber nacido con suerte/en domingo”). Si opinamos que alguien ha tenido un “golpe de fortuna/suerte” (“Glücksfall”) sin merecerlo, en alemán usamos “Dusel haben” o “Schwein haben”, equivalentes a las expresiones españolas de “tener chiripa” o de “tener potra”, que siempre contienen una pizca de envidia y una referencia a una casualidad feliz. Lo mismo vale para la objeción que expresamos al decir que alguien tiene “mehr Glück als Verstand”, que se traduce como “más suerte que un tonto”.

Cuando se acumulan los golpes de suerte, los alemanes lo denominamos “Glückssträhne”, y los españoles una “racha de suerte” o “buena racha”, opuesta a la “racha de mala suerte” o “mala racha”, es decir una “Pechsträhne”. La palabra alemana “Pech” (“mala suerte”) proviene de la sustancia alquitranada homónima que en castellano se conoco como “pez” y que no solo se asocia con el infierno, sino que se usaba en la vida real para untar ramas y atrapar a pájaros. Por eso, un “Pechvogel” (lit.: “pájaro atrapado mediante la pez”) es una persona desafortunado. Puede que con esta trampa de pez se cace a más de un “ave de mal agüero” –en alemán: “Unglücksrabe”, es decir “cuervo de mala suerte”–, que probablemente debe su mala fama a su color negro y la asociación con la muerte y el infierno. Por cierto, la palabra alemana “Pech” constituye una excepción en una serie de palabras que, mediante un prefijo, adquieren justo el significado contrario. De esta forma, en alemán convertimos, por ejemplo, “Glück” en “Unglück” y “Geschick” en “Missgeschick”, mientras en castellano tenéis parejas de antónimos como “dicha” y “desdicha”, “fortuna” y “infortunio”, “gracia”  y “desgracia” o “afortunado” y “desafortunado”.

Cuando alguien tiene una mala racha espera que le llegue pronto la proverbial “suerte en la desgracia” (“Glück im Unglück”), aunque debería tener en cuenta otro dicho que amenaza con que “las desgracias nunca vienen solas” o, como decimos los alemanes, “ein Unglück kommt selten allein”. Menos mal que existe una frase hecha para cualquier situación y postura: Si realmente fuera cierto lo de “desgraciado en el juego, afortunado en amores” (“Pech im Spiel, Glück in der Liebe”), los casinos deberían ser un lugar ideal para buscar pareja. Ahí, ganar en los juegos es cuestión de (buena) suerte, por lo que en Alemania los llamamos “Glücksspiele”, aunque no en el sentido de “juegos de buena suerte” sino como equivalente a los “juegos de azar”. El azar también tiene un papel importante en la “rueda/ruleta de la fortuna” (“Glücksrad”), en la que muchos apuestan por lo que consideran su “número de la suerte” (“Glückszahl”) e intentan evitar los supuestos “números de la mala suerte” (“Unglückszahlen”), como el 7 y el 13. Si sufrís de paraskavedekatriafobia, denominación científica del miedo al viernes 13, podéis consideraros afortunados de vivir en España, porque es de los pocos países (aparte de, por ejemplo, Grecia y América Latina) que teme más al martes 13 como día de mala suerte…

4 Comentarios

  1. André, genial post!

    Me encanta conocer todos los entresijos de frases hechas en alemán.

    Una señorita como yo no debería decir esto pero… Ahora que no nos escucha nadie ;D En español hay otra expresión también para decir “tener chiripa” o “tener potra”: “tener una flor en el culo”!!! Jajaja

    Un saludo desde Deutschland*

    Feliz y suertudo viernes 13 😉

  2. Estimado André,
    Hace poco que sigo esta página, te cuento…
    Viví durante 9 años en Alemania, tengo una hija que vive allí, luego pasé 3 años mas.
    He querido visitar vuestro traductor de la página, pero supongo que por falta de usuarios, lo habéis tenido que cerrar. Mi relación con Alemania, aún continúa, pues soy miembro de la casa V.D.K., y sigo , por motivos legales, unido a la caja de seguros médicos T.K. , por lo que cada 6 meses me veo obligado a redactar y hablar por teléf0no.
    Te pediría que me dijeses si hay alguna posibilidad de que acceda a las traducciones, pues me es muy necesario.

    P.S.: ” Enhorabuena por los artículos ” Ignacio.

    • Estimado Ignacio:

      Gracias por tu comentario. Hablas de “nuestra página”, pero aquí no hay nadie más que yo. Si con el “traductor de la página” te refieres a la versión en alemán/castellano de mis artículos, puedes cambiar el idioma en la lista desplegable en la parte superior derecha del blog, ya que redacto todos mis artículos en los dos idiomas. Si lo que necesitas es una traducción de algún texto o documento, envíamelo a traductor@alemol.com y te confirmo precio y plazo de entrega, ¿vale?

      Gracias y un cordial saludo,
      André

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here