Cuando se atrasa el reloj interno

5
3803

Existen prejuicios negativos y positivos que perduran a través de las generaciones y que, en general, no se cuestionan. No quiero hablar de los prejuicios negativos, aunque sí de uno positivo que los españoles tienen de nosotros, los alemanes. Y es que en España se habla de la “puntualidad alemana”, si bien algunos amigos opinan que yo probablemente ya llevo demasiado tiempo fuera de Alemania como para poder acoger este estereotipo. Tonterías, solo hay que saber cuando llegar con puntualidad. Puedo decir todo orgulloso que siempre soy puntual en el trato con clientes. En los encuentros amistosos, no obstante, suelo retrasarme en algunas ocasiones, pero solo si tampoco cabe esperar puntualidad de los amigos en cuestión: al llegar incluso más tarde yo, no me pueden reprochar mi impuntualidad. Y si realmente llegara demasiado tarde, puedo justificarlo diciendo que en Alemania solemos ser puntuales como un reloj suizo, pero que el mío es “made in Spain”…

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here