Balance prevacacional

2
2083

Cosas que he hecho a lo largo de estos últimos meses (en el ámbito del trabajo, se entiende):

  • He “viajado” traduciendo información turística de Navarra (¡y quiero volver a visitar esta región preciosa!).
  • He seguido aprendiendo al traducir un sinfín de certificados, contratos y escrituras (sí, alguien tiene que hacerlo).
  • Me he sentido importante traduciendo para una exposición del Museo del Prado (aunque nadie sabrá que esa traducción es obra mía).
  • Me han sacado de quicio clientes que querían regatear precios (y me he sentido muy orgulloso al convencerles de mi relación calidad-precio).
  • Me he divertido y roto la cabeza traduciendo una novela gráfica (y tengo muchas ganas de verla publicada).Se me ha hecho la boca agua traduciendo cartas de restaurantes (¿pero por qué siempre las mandan poco antes de comer?).
  • Me he estrujado el cerebro escribiendo artículos para mi columna en los Costa Blanca Nachrichten y los Costa del Sol Nachrichten (y es que no es fácil pensar siempre en nuevos temas).
  • Me he aburrido y quemado esperando a interpretar en juicios (que luego sí me han resultado interesantes e instructivos).
  • Me han sorprendido clientes que me han pagado nada más recibir la factura (y espero que no sean una especie en extinción).
  • También he tenido que regañar a algunos clientes por retrasarse con el pago de las facturas (porque yo sí he tenido pagar las mías religiosamente ateamente).
  • He conocido a compañeros de profesión y clientes geniales y aprovecho para agradecerles la buena colaboración.
  • Me he dejado los ojos descifrando unos manuscritos del siglo XIX (no veáis qué satisfacción al conseguirlo).
  • He ejercido de (algo más de solo de) intérprete para un matrimonio de “náufragos” en Valencia (y tuve que comprarme otro móvil después).
  • He tenido que rechazar más encargos de lo que quisiera (pero el día solo tiene 24 horas, y no todas son para trabajar…).
  • He trabajado con cinco socios en un proyecto que, esperamos, dará mucho de qué hablar dentro de unos meses (sí, aún es top secret).
  • He escrito para el Diario de un alemol siempre que he podido (que siempre es menos de lo que quisiera).
  • También he conocido a mucha gente interesante gracias a este blog (y los que me quedan).
  • He hecho mucha (¿demasiada?) publicidad para mi libro de forma que, después del verano, saldrá la segunda edición.
  • Y para después de las vacaciones me esperan… bah, ¿y qué más da?

¡Hasta pronto!

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here