¿Habláis el lenguaje publicitario?

4
4194

Cuando erais pequeños, seguro que también solíais inventaros palabras extranjeras o imitar los sonidos de otro idioma, haciendo como si hablarais inglés, alemán, etc. Al hacernos mayores, aprendemos idiomas de verdad o simplemente dejamos de inventarnos palabras. Siempre que no trabajéis en el ámbito del marketing, claro. El alemán, marcado por un sinfín de anglicismos desde casi siempre, se ha ido inundando de creaciones pseudo-inglesas en los últimos años, porque los productos nuevos necesitan un nombre, y nada vende mejor que un aire estadounidense. Lufthansa ofrece pequeños bolsos para llevar encima del cuerpo y los llama “body bags” (en realidad: “bolsa para cadáveres”), las cafeterías venden “Kaffee to go” y una cadena de tiendas de perfumes usó el eslogan “Come in and find out” (lo que muchos clientes alemanes malinterpretaron como “entra y sabe salir”).

Mientras muchos anglicismos inventados hoy ya no se consideran tan cool (en este sentido, sobre todo la Deutsche Bahn, el gigante del ferrocarril, lleva algún tiempo volviendo a los términos alemanes), otros forman ya inevitablemente parte de nuestro léxico, como el conocido pseudo-inglés “handy” para el teléfono móvil (que en inglés se llama “mobile phone”). A menudo ni siquiera conocemos una expresión en alemán para una palabra inglesa, y en castellano está pasando algo parecido… ¿o qué otro nombre se os ocurre para el airbag?

Así, el inglés domino los sectores de las tecnologías de información y del automóvil, mientras en otras áreas se usan idiomas acordes, como el francés y el italiano en la moda y en la gastronomía, o al menos éste es el caso en Alemania. En España, productos como salchichas, cervezas o incluso pasteles, en los que se apuesta por asociaciones estereotipas, se usan también denominaciones alemanas o que suenan a alemán, como la salchicha “Picken”, la cerveza “Diabräu” o las ya comentadas magdalenas “Körfest”. Estos nombres pseudo-extranjeros, sin embargo, también se ofrecen para campañas divertidas como demostró McDonalds en Alemania con una acción de nombre “Los Wochos” (“Woche” = “semana” en alemán), inventado para sonar graciosa y a “español mejicano”…

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here