¿Crisis?, ¿qué crisis?

4
2945

Antes que nada debo decir que evidentemente no niego la existencia de la crisis económica actual, que también ha causado estragos en mi sector (la Traducción e Interpretación). Lo que sí puedo decir es que, personalmente, no me ha afectado, y hoy quiero compartir mis medidas preventivas particulares, por si sirven de ayuda a los autónomos que empiezan a trabajar en este ámbito o que quieren superar su bajón profesional individual. Claro que no pretendo tener el remedio universal, pero lo cierto es que en mi caso me han sido muy útiles los siguientes principios basados en un solo concepto: la diversificación.

  • Diversifico mis clientes: soy autónomo, así que no me “caso” con un solo cliente, por mucho trabajo que éste me prometa/dé. El día que me falle, tendría que empezar otra vez de cero… Además, intento no depender de unos pocos clientes, ya que es probable que no tengan encargos de continuo. Si bien con una clientela numerosa hay días en los que coinciden varios “encargos urgentes” y me toca hacer malabarismos, en general puedo confirmar que contar con una cartera de clientes amplia da mucha tranquilidad.
  • Diversifico los tipos de clientes: trabajar tanto para agencias de traducción como para particulares y PYMES no solo me cubre las espaldas para cuando alguno de estos tipos de clientes se vea afectado por los caprichos del mercado (como está ocurriendo con algunas agencias de traducción por la crisis actual). También me permite ampliar mis especialidades o centrarme en alguna en concreto (técnica, cultural, jurídica, etc.). Otra ventaja es la de poder valorar los pros y los contras de cada tipo de clientes (pago pronto vs. pago tarde, encargos continuos vs. encargos puntuales, etc.) para inclinarme más por uno u otro, según las necesidades que tenga.
  • Diversifico la procedencia geográfica de clientes: puede que sea más fácil centrarme en clientes en mi ciudad, región o en mi país, pero Internet me brinda la oportunidad de colaborar con clientes en todo el mundo, ¡y es una opción que aprovecho! De esta forma, tengo la posibilidad de trabajar por una tarifa mejor (según el mercado del país de destino) y también evito que una crisis económica nacional me arrastre hasta una crisis económica personal.
  • Diversifico mis servicios: el ámbito de los idiomas es ideal para poder ofrecer diferentes tipos de servicios. Yo, por ejemplo, traduzco, interpreto, escribo, reviso y corrijo, subtitulo, locutar y asesoro en cuestiones lingüísticas, aunque también tengo claras mis limitaciones y no trabajo en la enseñanza de idiomas porque me faltan vocación, didáctica y paciencia.
  • Diversifico mis especialidades: a diferencia de traductores e intérpretes centrados en una sola especialidad (jurídica, literaria, etc.), me considero un profesional todoterreno y trabajo en diferentes campos, pero también aquí tengo claras mis limitaciones: por ejemplo, huyo de los textos financieros/contables siempre que pueda.
  • Diversifico mis soluciones: aunque los autónomos tendemos a no querer compartir clientes, mi experiencia me ha demostrado que los clientes se quedan encantados (¡y son fieles!) cuando les ofrezco soluciones a sus necesidades lingüísticas a través de terceros. Así, les recomiendo compañeros de otras especialidades o con combinaciones lingüísticas que yo no cubro, y también les remito directamente a “competidores” cuando no me puedo ocupar de un determinado encargo por falta de tiempo o de conocimientos. Lo mejor de recomendar a otros es, sin duda, el efecto bumerán…
  • Diversifico mis contactos: soy miembro en asociaciones de traductores e intérpretes y participo en varios foros y redes profesionales, lo que me facilita el contacto con muchos otros profesionales. Con ello, multiplico las oportunidades de colaborar y obtengo conocimientos que me enriquecen en todos los sentidos.

Last but not least, me parece indispensable no dormirme nunca en los laureles, ya que cualquiera de los puntos anteriores puede y deber mejorarse siempre.

4 Comentarios

  1. Sehr schön erkannt und sehr schön beschrieben. Ich finde gerade die Diversifizierung von Lösungen und Kontakten sehr wichtig. Als altives Mitglied im Vorstand eines Verbands für Sprachmittler muss ich aber sagen, dass sich sehr viele Kolleginnen und Kollegen damit sehr schwer tun. Wir waren im Vorstand der Meinung, dass in diesen Zeiten Seminare zu diesen Themen sehr wichtig sind. Aber die Reaktion derZielgruppe bestätigt dies leider nicht. Nun gut, ich selbst versuche jedenfalls danach zu handeln und würde daher deine Überlegungen eigentlich jedem selbstständig Tätigen ans Herz legen.
    Un saludo,
    Francisco

    • Vielen Dank, Francisco. Ich war hier in Spanien eine Weile im Vorstand eines Sprachmittler-Verbands tätig und musste auch feststellen, dass sich viele Neueinsteiger, aber auch manche alte Hasen lieber in technischer Hinsicht schulen, als sich für allgemeine Grundlagen der (erfolgreichen) Selbstständigkeit zu interessieren. Wenn du willst, kannst du meinen Artikel gerne weiterleiten oder verlinken … ¡Saludos y buen fin de semana!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here