¡No discriminemos a los mayores de cuarenta años!

3
3160

Soy un treintañero, justo a mitad de camino entre los treinta y los cuarenta años. En alemán, no existe ninguna diferencia cualitativa entre estas dos edades, pero en castellano, a los de treinta años se les llama “treintañeros”, siguiendo la regla aplicada a los de veinte años (“veinteañeros”), para luego hacer un salto categórico a “cuarentones”, “cincuentones”, etc. Generalmente, los sufijos “-ón” y “-ones” sirven para formar el aumentativo. Pero mientras la lengua alemana forma todas las etapas de la edad igual, el sufijo español, que se añade sin preguntar a todos los que superen la cuarentena, tiene una connotación negativa que incluso puede darle un significado diferente a la palabra entera. Sólo hay que pensar en la diferencia entre “soltero/-a” y “solterón/-ona” o entre “barriga” y “barrigón”.

Aunque aún me quedan unos añitos (que no “añones”), ya tengo bastante claro que, igual que mucho de mi generación, pasaré de “treintañero” a “cuarentañero”. Y algún día también nos encontrarán en el diccionario de la Real Academia Española…

3 Comentarios

  1. Llegaremos a la edad que podamos. Y no cero que lleves tan mala vida.
    Gracias por defender a los “puretas” que por mucho que escuche la MAXIMA FM cuando hablo de COU y BUP, recuerdo a mis padres hablando del PREU y me doy cuenta de que … ains… SOY MAYOR.
    Voy a ponerme una de la Bola de Cristal…Mejor no, que vere la diferencia entre como era y como es ese mi momento fan que era Pablo Carbonell y recodare que soy de los 70.
    Estoy rodeada. Ea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here