Se abre la veda contra los ciclistas

2
2317

Soy ciclista, aunque solo uso la bici en contadas ocasiones para moverme por Valencia. Me considero un ciclista respetuoso con mi entorno, y uso los carriles-bici, siempre que existan y que no estén obstaculizados. La semana pasada, tras esquivar unos peatones que iban andando por el carril-bici, me paró un policía para amonestarme por ir en la acera. Además, me entregó un folleto con el título recriminatorio “Ciclista, conoce tus obligaciones” (ver imagen). Cuando le pregunté por los derechos de los ciclistas, por ejemplo el de contar con un carril-bici libre de peatones para no estar obligado a ir por la acera, me contestó: “No puedes ir por la acera, y si hay peatones en el carril-bici, llamas a la policía.” Claaaro, señor agente, la próxima vez denunciaré a la abuela que ose interponerse en mi camino… (Por desgracia/suerte, solo lo pensé.).

Valencia, la ciudad sin ley para los conductores de coches, ahora se dedica a educar a los ciclistas, porque parece que nos consideran kamikazes en caza de inocentes paseantes. Por cierto, en la misma curva donde me paró el policía, hubo varios coches aparcados en doble fila y en un paso de cebra y otros que se saltaron el semáforo en rojo, panorama habitual en Valencia. Por lo visto, este tipo de infracciones son parte del folclore valenciano, mientras los ciclistas nos hemos convertido en los nuevos villanos de la vía pública.

Desde Biciutat, una iniciativa a favor de un Movilidad Urbana Sostenible, han reaccionado con un folleto que, además de las evidentes obligaciones de los ciclistas, también reivindica nuestros derechos, que se les parecen haber olvidado al Ayuntamiento de Valencia y a la policía local. Sra. Barberá, ¿qué tal si alguna vez se diera un paseo en bici por su ciudad?

2 Comentarios

  1. Como ciclista que prácticamente siempre usa la bici para sus desplazamientos por Valencia, corroboro todo lo que dices. Yo nunca voy por la acera, a menos que sea estrictamente necesario, porque me parece un engorro para los peatones, pero es verdad que a veces no te queda más remedio, es eso o jugarte la vida en esas avenidas donde nuestros conciudadanos juegan a ser Fernando Alonso.
    A mí también me pararon en la calle Colón, en la Plaza de Toros, cuando circulaba por un mínimo tramo por acera para coger el pasaje Dr. Serra. Me dieron ganas de decirle al agente que me conminó a ir entre el tráfico de esa calle de varios carriles si a su hijo le haría la misma recomendación tan alegremente, pero como tú, para evitar la multa (me amenazaba con 300 euros) me callé.
    A lo que no tienes derecho es a obligarnos a imaginarnos de buena mañana a Rita Mascletà encima de una bici, ahora esa imagen sumamente desagradable me va a acompañar todo el día…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here