¿Los alemanes somos así?

16
1945

Illustration: © Lena SteinkeParece mentira que en un mundo globalizado e hiperinformado persistan los prejuicios sobre otras culturas, y más cuando se trata de culturas tan relativamente cercanas como pueden ser la española y la alemana. Pero lo cierto es que ahí siguen. En España a menudo aún escucho frases como “Pensaba que los alemanes sois…” o “Ah, ¿pero los alemanes hacéis…?” ¿LOS alemanes? ¿Pero quiénes? ¿Los jóvenes o los mayores? ¿Los de Hamburgo o los de Múnich? ¿Los licenciados o los que no acaban ni el instituto? Evidentemente, en Alemania hay tanta diversidad de personas como en cualquier otra parte. ¿En qué se parecen un millonario gallego, un cani madrileño, un ama de casa extremeña, un alcalde catalán o una gogó valenciana? ¡Pues eso!

Hoy he recopilado algunos de los tópicos habituales de “los alemanes” que se resisten a desparecer, provistos con información enlazada para rebatirlos.

  1. Los alemanes somos aburridos y no sabemos celebrar. (Carnaval de Colonia, Maguncia y Rottweil, Oktoberfest; fiesta del cumpleaños del puerto de Hamburgo, Día del padre; fiestas populares en toda Alemania)
  2. Comemos principalmente salchichas, codillo, chucrut y patatas. (Gastronomía alemana; 282 restaurantes alemanes con estrellas Michelin; vegetarianos en Alemania)
  3. No tenemos humor. (Algunos humoristas; los humoristas más clásicos; Feria de la Risa de Leipzig)
  4. Solo nos gustan los schlager y la polka. (Grupos de metal; bandas populares en la radio; bandas que han traspasado las fronteras alemanas)
  5. Solo bebemos cerveza. (Ruta del vino alemán; fiestas del vino en Alemania; vinos de Alemania; ginebras alemanas; whiskys alemanes)
  6. Nos encantan Mallorca y las Islas Canarias porque no tenemos islas ni playas. (Islas alemanas; las 10 playas más bonitas de Alemania)
  7. Somos rubios y con los ojos azules. (La Mannschaft; alemanes de origen extranjero)
  8. Solo se nos da bien el fútbol. (Deportistas alemanes; Fórmula 1; tenistas alemanes; ironman alemán; campeones olímpicos)
  9. En Alemania llueve y hace frío todo el año. (Climas diferentes; veranos alemanes)
  10. No mentimos nunca. (Escándalo Volkswagen; escándalo Mundial 2006)
  11. Hablamos muy bien el inglés. (Günther Oettinger, político europeo; Lothar Matthäus, exfutbolista y entrenador; acento alemán en inglés; imitación del acento alemán en inglés)
  12. Somos muy cultos. (Daniela Katzenberger; imitación de “canis” alemanes (video musical);  programa “Frauentausch”; programa “Ich bin ein Star, holt mich hier raus”; programas “Schwiegertochter gesucht”/”Beate und Irene”)
  13. Nuestra aportación a la moda son las sandalias con calcetines blancos y los trajes bávaros. (Karl Lagerfeld, Hugo Boss, Wolfgang Joop)
  14. Nos llamamos Peter, Michael y Hans o Heidi, Sabine y Claudia. (Madre llama a sus hijos (1); madre llama a sus hijos (2); ranking de nombres de bebés en 2015)
  15. Siempre somos puntuales. (Deutsche Bahn)
  16. Somos planificadores, muy organizados y ahorradores. (Grandes obras con sobrecostes y retrasos; despilfarro con el dinero de los contribuyentes)
  17. No salimos de casa después de las 18 horas. (Vida nocturna de Alemania; clubs y discotecas conocidas en toda Alemania)
  18. Al hablar sonamos enfadados como Charlie Chaplin en El gran dictador. (Variedad de voces (50 voces de doblaje masculinas); voz femenina (conocida en TV y radio))

Bueno, ¿cómo te has quedado? Igual ahora tienes una opinión algo más matizada de “los alemanes”, ¿no? Para ser justo, otro día acabaré con los estereotipos sobre “los españoles”. ¡Abajo los estereotipos!

16 Comentarios

  1. Me ha encantado el artículo, sobre todo el punto 15 “siempre somos puntuales” me siento muy identificada. Conseguir ser puntual con la DB es todo un reto 😉

    La verdad es que tienes toda la razón! Aún hay demasiados prejuicios sobre otras culturas, en mi trabajo me suelen preguntar si siempre echamos la siesta en Espana… pero nada mejor que tomarselo con humor no? 🙂

    Un saludo!

  2. Me he reído mucho con tu artículo, André. Los estereotipos son siempre exageraciones, pero un cierto trasfondo de verdad sí que hay en ellos. Para los alemanes, un día sin el acompañamiento de patatas es como “un día sin pan” para los españoles. Un saludo de un español con “fondo” alemán… 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here