Los compañeros de trabajo, benditos malditos

2
1733

Da igual que trabajemos en empresas, solos en casa o en una oficina compartida, todos tenemos compañeros de trabajo. A algunos los vemos más de lo que quisiéramos; a otros, menos de lo que nos gusta. Algunos son inaguantables, y otros, irresistibles. Los queramos o los odiemos, son una parte integral de nuestra vida (laboral). A continuación enumero algunos de estos compañeros. Cualquier parecido con personas reales es… ¡pura intención!

  • Los agentes 007: salen como de la nada, te sacan información sobre tu trabajo y vuelven a desaparecer.
  • Los Nessie: son como el famoso monstruo del lago Ness: se rumorea que existen, has leído o oído hablar de ellos, pero nunca los has visto.
  • Los figurantes: son todo lo contrario a “los nessie”: parece que los conoces desde siempre, los ves a menudo, pero en realidad no sabes nada de ellos, ¡a veces ni siquiera sus nombres!
  • Los Dolly: es como si los hubieran clonado, porque son omnipresentes, todo el mundo los conoce, y consiguen hacer más cosas que cualquier otro simple mortal.
  • Los amiguetes: por desgracia, los ves menos de lo que quisieras, pero cuando los haces, es como si fuerais amigos de toda la vida.
  • Las estrellas: son una mezcla entre “los Dolly” y “los Amiguetes”, porque no solo están en todas partes, sino también son queridos por (casi) todo el mundo, además de increíblemente exitosos.
  • Los paparazzi: se suelen encontrar cerca de “las estrellas”, intentando aprovechar el éxito de éstas para triunfar también.
  • Los trolls: les encanta hacer comentarios polémicos para liarla en las redes sociales, los foros o en encuentros. A veces, parecen tener un poco de envidia a “las estrellas”.
  • Los zombies: se quejan mucho, te comen el coco y hacen que te entra dolor de cabeza con solo verlos.
  • Los superhéroes: un correo electrónico o una llamada bastan, para que vengan volando a ayudarte y a combatir el mal: hardware, software, Hacienda, encargos imposibles, “clientes malignos”, etc.
  • Los Dr. Jekyll: en conversaciones resultan ser majos, pero en Internet muestran su lado oscuro, ¡o viceversa!

¿Has reconocido a alguien? ¿Puede que incluso a ti mismo/-a? ¿O echas de menos a alguno?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here