¡Sabes alemán! (… y puede que no lo sepas)

55
12376

Sí, estás rodeado/-a de palabras de origen alemán, e incluso las usas casi a diario, aunque a menudo de forma inconsciente. Te las encuentras en películas, en anuncios, en la comida… en todas partes. Y no me refiero a los llamados germanismos, es decir, los préstamos lingüísticos como búnker o zepelín de los que sabemos lo que significan. No, en el día a día se esconden muchas más palabras alemanas. Enseguida verás cuáles son y lo que significan:

 

Marcas

Braun no solo es una empresa alemana de productos de consumo sino también el color “marrón” en alemán.

Otra conocida marca, de productos para el pelo, es Schwarzkopf, cuyo logotipo es una cabeza negra, porque es justo lo que significa esta palabra compuesta: “cabeza negra”.

Por cierto, Schwarzkopf pertenece a un consorcio llamado Henkel, dedicado a productos químicos. El apellido del fundador, Fritz Henkel, significa “asa” en alemán.

Volkswagen es probablemente una de las marcas alemanas más famosas, y significa “coche popular/del pueblo”. Pero en alemán existe otra palabra para “coche, que es aún más común y que, además, sale en cualquier anuncio de Volkswagen emitido en España: “das Auto”.

El grupo estadounidense Kraft, propietario de Milka, Oreo y Oscar Mayer, entre otras marcas, debe su nombre a su fundador James L. Kraft, cuyo apellido es de origen alemán y significa “fuerza”.

Nimm2 son unos caramelos de fruta, pero el nombre de la marca esconde toda una estrategia de marketing, al menos en alemán, porque es el imperativo del verbo “nehmen” (“tomar”/”coger”) y significa literalmente “toma/coge dos” (de los caramelos, se entiende).

Cualquier niño conoce los productos de la marca Kinder, pero lo que muchos no saben es que “Kinder” es “niños” en alemán. Curiosamente, la marca fue creada por una empresa italiana (Ferrero), y uno de sus productos tiene el nombre germano-hispano Kinder Bueno, que en Alemania se llama tal cual. Más curioso aun es el nombre de la versión con chocolate blanco, que se llama Kinder Bueno White. ¡Si es que no se pueden mezclar más idiomas en una sola marca!

Para bien o para mal, el Deutsche Bank también se conoce en España. Si bien su nombre significa “banco alemán”, no es el equivalente al “Banco de España” en Alemania, sino una entidad privada.

Aunque casi nadie sepa pronunciar la marca, los yogures de Müller se consumen también en los hogares españoles. Müller es uno de los apellidos más comunes en Alemania, y viene del antiguo oficio homónimo de “molinero”.

Quizá Radler te suene de los anuncios de Amstel Radler, pero surgió en Alemania a finales del siglo XIX o principios del siglo XX como bebida-mezcla de cerveza y limonada para un grupo de ciclistas. Y es que “Radler” es una palabra alemana para “ciclista”.

Escribo este artículo en el ordenador, claro, pero cuando iba al colegio usaba una pluma estilográfica de la empresa Pelikan, conocida también en España. Y como se puede deducir fácilmente del nombre de la marca y de su logotipo, la palabra “Pelikan” significa “pelícano” en alemán.

Loewe es una empresa española, pero de origen germánico, ya que fue fundada por el alemán Heinrich Löwe Rössberg, que en España se hizo llamar Enrique Loewe Roessberg. La palabra alemana “Löwe” significa “león”.

El diseñador estadounidense Calvin Klein también tiene un apellido alemán, que se traduce como “pequeño”. No sé si esta noticia gustará a los que lucen la marca en sus calzoncillos…

 

Personas conocidas

Igual os acordáis del ex canciller alemán Helmut Kohl. Su apellido traducido al castellano sería “col”, es decir, la verdura de la que se hace el chucrut. Más alemán imposible, ¿no?

También muy conocido en España es Bernd (“Bernardo”) Schuster, el entrenador de fútbol alemán, que comparte apellido con ZP, porque “Schuster” es “zapatero” en alemán.

Otra deportista alemana mítica es Steffi Graf, que luce un apellido que suena a nobleza, ya que se traduce como “conde”.

Aunque no lo escuches, conocerás al el compositor Johann Sebastian Bach, cuyo apellido significa “arroyo” o “riachuelo”.

En el ámbito de la moda tenemos a la ex modelo Claudia Schiffer (“navegante” en castellano) y a su descubridor, el modista Karl Lagerfeld, cuyo apellido se compone de “Lager” (“almacén”) y “Feld” (“campo”). (Por razones obvias he preferido una foto de “la Schiffer” a una de Lagerfeld.)

Otro apellido compuesto de origen alemán es él del director Steven Spielberg, ya que “Spiel” significa “juego” y “Berg”, “montaña”.

Una persona poco querida en España estos días es José Ignacio Wert, el actual ministro de educación, que heredó de su padre un apellido alemán que puede traducirse como “precio” o “valor”.

Música

En España suena casi más que en Alemania: el grupo de rock Rammstein tomó su nombre de la ciudad alemana Ramstein y, por error, añadió una “m”. En realidad, el nombre en sí no tiene traducción, pero se compone de dos palabras que sí la tienen: el verbo “rammen” significa “chocar” o “clavar”, y “Stein” es “piedra” en alemán. Sí, exacto, igual que en el apellido del famoso compositor Leonard Bernstein, pero “Bernstein” no es una piedra cualquiera sino “ámbar”.

Los pioneros de la música electrónica, la banda alemana Kraftwerk eligieron como nombre la traducción alemana de “central energética”.

 

Ciencias

Quién no ha oído hablar de la escala de Richter con la que se mide la intensidad de los terremotos. Bueno, no fue desarrollado por un alemán, sino por el estadounidense Charles Richter, pero que sepas que su apellido sí es de origen alemán y significa “juez”.

Albert Einstein es, sin duda uno de los alemanes más conocidos, pero pocos saben que su apellido es una combinación de “piedra” y el artículo indefinido correspondiente, es decir, que en castellano quedaría como Alberto Unapiedra.

Una medida de primeros auxilios es la maniobra de Heimlich, llamada así por su inventor, el médico estadounidense Henry Heimlich, que también lució un apellido alemán con el significado de “secreto” o “clandestino”.

Miscelánea

Poltergeist no sólo fue una mítica película en los años 80, sino también es un término alemán que describe un fenómeno paranormal. El origen de la palabra compuesta es “poltern” (“hacer ruido”) y “Geist” (“espíritu”).

Kursaal es el nombre de algunos auditorios en España, el más conocido él de San Sebastián. Dado que el origen y el significado de la palabra alemana “Kursaal” son algo más complejos, enlazo directamente la explicación (bastante acertada) de Wikipedia.

A estas alturas ya estarás harto/-a de oír hablar del caso Gürtel, la archiconocida trama de corrupción en España, y probablemente ya sabrás que se adoptó este nombre como supuesta traducción alemana del apellido del principal acusado Francisco Correa. Y digo “supuesta”, porque, en realidad, “Gürtel” significa “cinturón”, no “correa”…

Gratis es el artículo de hoy, tanto en castellano como en alemán, ya que la palabra se dice, se escribe y se usa igual en ambos idiomas.

¿Se te ocurren más ejemplos?

55 Comentarios

  1. Sehr gut! 🙂 Me parece muy sabio preferir la foto de la Schiffer antes que la de Lagerfeld. Una periodista española dice que Lagerfeld es igual que Mortadelo. Pero con pelo.

    Schadenfreude no es una palabra que conozca todo el mundo, pero me parece fundamental. Es un préstamo que ha penetrado más en el inglés que en el español, leider. Pero hay otro concepto que considero fundamental y que sí se lee a veces en textos eruditos españoles: Zeitgeist.

    Grusecitos 🙂

  2. Mmm… yo sé de una mexicana que se tiraría de los pelos al leer que el chili con carne es mexicano… Ella me dice que no es más que comida tejana (de Texas), ósea estadounidense, con nombre español. Pero que de mexicano nada de nada. Aún así, genial el post, tanto en español como en alemán. Menudo trabajo y diversión encontrar los términos para cada lengua.

    Un saludo,
    Georgina

  3. Sehr schön! Ein Paar Präzisierungen:
    Cola bedeutet auch ¨Leim¨ (wie in: jemanden auf den Leim gehen)
    Casillas mag Käschen bedeuten (das Wort ist mir unbekannt), aber vermutlich hast Du Dich nur vertippt und meinst ¨Kästchen¨, wie die Felder in den Formularen, wo man nie weiss, wie man sie ausfüllen soll. Oder ¨Feld¨, in genau diesem Sinne
    Kinder Bueno White ist fast rassistisch, und wurde entsprechend moniert. Die Firma Ferrero hat sich in die Nesseln gesetzt. Kann man Googeln, muss man aber nicht. Einfach nicht kaufen. Die Mon Chérie sind viel leckerer, aber wegen des Alkohols nicht kindertauglich.
    Flamenco bedeutet auf spanisch nicht nur flämisch, sondern auch Flame, die Volksbezeichnung (gentilicio) der Bewohner Flanderns.
    Wie Du siehst, war Dein Post richtig gut im anregen von Gedanken, sehr gelungen. Weiter so!
    Aber über den Herrn Wert und die trama Gürtel schweige ich mich lieber aus, bringt nur böses Blut.

    • Tausend Dank für das ausführliche Feedback, Jordi!! Ich habe die Flüchtigkeitsfehler bereits korrigiert und die zusätzlichen Definitionen/Bedeutungen in den Artikel genommen.
      Die Beschwerden über Kinder Bueno White waren mir nicht bekannt, aber das bekommen meine Kids sowieso nicht, und nicht nur, weil sie noch zu klein sind … Und ja, über Wert und Gürtel möchte mich auch lieber nicht auslassen (… porque me enciendo).

  4. ¡Hola!

    Un artículo muy bueno. Así, haces que el alemán (el idioma) parezca menos raro. Que siempre somos los «raritos» allá por donde vamos. 😀

    Aparte de tus ejemplos (muy buenos), se me ocurren otros casos parecidos.

    1. Bratwurst, Frankfurt y todo tipo de salchicha alemana. Por cierto, ¿te imaginas comer una salchicha Fráncfort? Si somos muy puristas, ya sabes que tendría que ser así. 🙂

    2. leitmotiv. Esa palabra que muchos dicen que no tiene traducción al español, pero vaya que si tiene: motivo principal, razón fundamental, hilo conductor, etc. ¿No crees?
    Otras relacionadas con la cultura: Gestalt, Sturm und Drang (época literaria en la que se enmarca Goethe).

    3. Algunos apellidos con traducción literal (aunque luego no se use así en alemán): Schumacher (el que hace zapatos = zapatero. No me refiero al expresidente) o Schweinsteiger (el que alimenta, cuida o hace crecer a los cerdos).
    Más sobre apellidos: De mi estancia en el Colegio Alemán destacaría dos. Spielvogel (pájaro juguetón) y Meinberg (mi montaña).

    4. No viene exactamente al caso, pero siempre me ha parecido curioso que en alemán se haya mantenido el nombre del inventor Röntgen y en español se diga rayos x. Con los casos que has mencionado, podría llamarse perfectamente rayos Röntgen, pero no.
    La gente suele sorprenderse cuando les explico lo que significa el acrónimo BMW. Automóviles de Motor de Baviera o Carros del Pueblo (Volkswagen), como has dicho, parece que le quitan el glamour que tienen. No entiendo el motivo. 😀
    Las normas de los folios: DIN (Deutsches Institut für Normung – Instituto alemán de normalización)

    5. Los tipos de cerveza Voll-Damm, Weissbier.

    Finalmente, lanzo una pregunta ¿tendrán alguna relación (que desconocemos) Gürtel, Wert y Poltergeist?

    En fin, muchas gracias por la entrada.

    Un saludo,
    Devadip (@TraductorJur o TraducThor) 🙂

  5. Hola!
    Ayer leí un artículo parecido aquí pero de marcas alemanas. ¿Lo has borrado?

    Las dos ideas me parecen geniales!! 🙂

    Tengo más marcas alemanas que se conocen en España para ti:
    Haribo
    Siemens,
    Porsche, Lidl,
    Audi (de un empresario llamado Horch, que no pudo continuar en la primera empresa que fundó y creó otra, con su nombre en latín -audición, auditorio…)
    Blaupunkt
    Langenscheidt (los famosos diccionarios),
    quizá Hueber también, para los que aprenden alemán en las EOI (como yo en su tiempo)
    “La Bayer”, la aspirina de la Bayer
    SAP, pronunciado Sap, no S-A-P
    BASF, pronunciado Basf
    el “Bayern de Múnich” (FC Bayern)
    Allianz, quizá también, la aseguradora.

    Un saludo!

    Montserrat

  6. André,

    mi más sincera enhorabuena por el “peaso” de artículo. De momento he visto la versión en español pero diría que has hecho lo mismo para la versión alemana (imagino con marcas españolas). Genial genial de veras.

    a ver si puedo aportar algo desde mi pequeñita experiencia con el “élfico” alemán ;D

    ¿qué te parece la palabra “kitsch”? Me atrevería a decir que un español sabe a lo que te refieres con esa palabra, la usa pero diría que ignora que es alemana!

    también iba a aportar “leitmotiv”, pero Devadip se me ha adelantado 😉

    Comparto tu gran post ahora mismo! (en twitter ya lo he hecho. Tienes que abrirte cuenta ahí!)

    un abrazo desde Deutschland*

    Elisabet*

    • Hola, Elisabeth:

      Muchas gracias por el “peaso” comentario 😉 Sí, esta vez las dos versiones nos son iguales, por razones obvias. Danke también por tus aportaciones de más ejemplos y por compartir mi artículo con tus fans 🙂
      Buf, lo de Twitter me da muuucha pereza. Si ya me falta tiempo para todo y me lío con facilidad en la redes sociales, una cuenta en Twitter sería mi perdición, jaja

      Un abrazo desde Spanien,
      André

  7. Hola:
    Muy interesante la entrada, como tantas veces. 🙂
    Al capítulo de marcas podemos añadir también «Uhu». La primera vez que nos visitó en Alemania el padre de mi pareja se emocionó al encontrarlo en una estantería de supermercado. «Anda, uhu —pronunciado a la española, claro—, este es el pegamento que usábamos de niños en el colegio». Le gustó saber que significaba simplemente «pegamento».

  8. Copio directamente de la Wikipedie alemana por pura pereza: Der Name des Klebstoffs leitet sich vom Vogel Uhu ab. Fischer (el invenor del pegamento, nota del copista) folgte damit der Tradition der Papier- und Schreibwarenbranche, Produkte nach großen Vögeln zu benennen (wie zum Beispiel Pelikan, Adler oder Marabu).
    O sea: Uhu significa buho. Y Adler significa águila.
    Se me ocurre que el ¨pajero¨ que mencionas se puede mejorar, o verschlimmbessern en alemán. Una vez vi uno delante que proclamaba en la rueda de repuesto, esa que tienen colgada del portón trasero para que se vea bien: ¨pajero solitaire¨. Me hizo mucha gracia, se puede decir más alto, pero no más claro, que el conductor de ese vehículo es un einsamer Wichser. Y lo reconoce tan pancho, sin cortarse un pelo.

  9. Saludos de alguien que no habla alemán… aparentemente, por lo que se ve en tu entrada. Estaba pensando si entre mi escaso conocimiento del germánico habría algo que aportar y me he acordado de kaput (no sé si se escribe con una o con dos t), aunque en verdad puede que nos haya llegado por el inglés (pero esta lengua, con el significado de “roto”, lo tomó del alemán, quien a su vez lo había tomado del francés, etc.)
    ¡Saludos!

  10. ¡Hola, André! Sé que llego bastante tarde y que, encima, me voy un poco por la tangente. Pero al leer esto (también el comentario de Andrés), me he acordado de que cuando llegué por primera vez a Alemania (allá por el pleistoceno) y apenas sabía cuatro palabras de vuestro idioma, había un programa de TV para críos en el que continuamente exclamaban “Karacho!”. Yo me partía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here