¿Idiotas monotemáticos? ¡Qué va!

20
16

Ayer me tocó la interpretación anual para un cliente que fabrica extintores y que, desde 2005, los somete a una auditoría de calidad anual a través de un controlador alemán. La visita de control de éste en España durante dos días sirve para comprobar la documentación, que traduzco de forma oral, y para revisar y controlar los procedimientos y los procesos de trabajo en la fábrica, en lo que intervengo como intérprete entre el técnico de calidad español, los trabajadores españoles, el director de fábrica francés (habla alemán y español) y el auditor de calidad alemán. Ya en mi primera intervención de hace siete me di cuenta de la importancia de a) saber cómo decir “llave dinamométrica” en alemán, b) poder comer e interpretar al mismo tiempo, c) no dejarme provocar para demostrar tener aguante para beber y c) contar con conocimientos básicos de lo humano y lo divino.

Como me toca interpretar también durante las comidas y cenas, tienen especial importancia los últimos puntos mencionados.: Y es que el director de fábrica, cual padre, prácticamente me obliga a no centrarme únicamente en la interpretación sino a probar también todos los platos y las bebidas que se sirven, por lo que tengo que disimular con pequeños bocados y sorbos y hacer como si comiera las mismas raciones y bebiera también litros y litros de cerveza y vino, para poder realizar mi trabajo con el estómago no demasiado lleno y con la mente lúcida. Al fin y al cabo, me pagan por absorber la información tratada, no el alcohol servido…

Conforme aumenta la ingesta de alcohol de los interlocutores, los temas de conversación también se diversifica de una forma alarmante hasta llegar a un nivel preocupante que el intérprete debe asumir en ambos idiomas. En la interpretación de ayer, por ejemplo, los  cubalibres, las cervezas, la sangría, el vino y el coñac produjeron los siguientes temas interesantes, entre otros:

  • Viajes en trineo de perros en Laponia
  • Almacenamiento de residuos nucleares en Alemania
  • Zonas contaminadas por radiación en Siberia
  • Especialidades francesas: caracolas y ancas de rana
  • Ingredientes de la auténtica paella valenciana
  • Industria mundial de extintores
  • Fusiones de compañías automovilísticas en Alemania
  • Presente y futuro de las energías solar y eólica
  • Comparación de la moral de trabajo en España, Francia y Alemania
  • Mafia kurda en Alemania
  • Influencia de los católico polacos en la caída del muro de Berlín
  • Costumbres de beber en la España de finales del siglo 20
  • Conquista de la industria mundial por parte de China
  • Crianza de los hijos
  • Por supuesto, no hay que olvidarse de los temas principales: el tiempo en España y la crisis económica.

Es increíble, pero cierto: todo eso y más se habló durante una comida que duró unas tres horas. Con ello se rebatieron dos tesis a la vez: 1. Los hombres no siempre hablamos de los mismo. 2. Los traductores e intérpretes no podemos permitirnos convertirnos en unos meros “Fachidioten”, como decimos en alemán, es decir unos “idiotas monotemáticos” o “especialistas limitados”. De hecho, la curiosidad intelectual es un requisito básico para los que trabajamos de mediadores lingüísticos y culturales, ya que prácticamente no existe nada que no sea susceptible de traducirse o interpretarse en alguna ocasión. Por lo tanto, debemos mantener los ojos y oídos abiertos, para convertirnos en aprendices de mucho, pero también en maestros de algo, y para poder mantener e interpretar, por lo menos, conversaciones generales sobre todos los temas posibles e imposibles.

20 Comentarios

  1. Klasse! Und wieder ein Beweis dafür, warum ich nicht dolmetsche. Die Kombination von Trinkfestigkeit und Sprachfertigkeit rangiert bei einen Vorzügen recht weit unten.

    Warum aber um Himmelswillen über Hundeschlittenfahrten in Lappland gesprochen werden muss, entzieht sich meiner Vorstellungskraft.

    Carreras de trineos de perros en Trapolandia? 😉

    • Hallo, Francisco,

      ja, so geht es mir auch: Trinkfestigkeit und Sprachfertigkeit sind für mich inkompatibel, und ich bevorzuge logischerweise Letzteres.
      Zur Hundeschlittenfahrt: Der Qualitätsauditor hatte seinen Osterurlaub in Lappland gebracht und zufällig Bilder und Videos im Laptop dabei, die er uns natürlich nicht vorenthalten konnte … 😉

      Gruss aus der Heimat!
      André

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here