El interés produce optimismo

8
3717

El sábado pasado fue bastante emotivo por varias razones: asistí a una excelente jornada organizada por Asetrad, la Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes, en la que, entre otros actos y ponencias muy, pero que muy interesantes, se nombró socia de honor a Pilar Luna Jiménez de Parga. Lo curioso es que no es traductora ni correctora ni intérprete, sino magistrada y titular del Juzgado de lo Penal n.º 29 de Madrid. Su mérito importante ha sido denunciar públicamente la degradación del servicio de interpretación judicial a manos de la empresa adjudicataria de este servicio, ya que ésta contrata a muchas personas no cualificadas para ejercer la necesaria asistencia a los extranjeros que comparecen en los juzgados. En un discurso lleno de pasión por nuestra labor y de rechazo a la creciente precariedad de la interpretación en sus juicio, la magistrada defendió el derecho de los acusados a contar con intérpretes profesionales y comentó varios ejemplos positivos y negativos que la han sensibilizado para nuestro trabajó. A final de su discursó se emocionó y nos emocionó a todos los presentes, que no pudimos más que agradecer su valentía y su fuerte compromiso con una ovación de pie.

De vuelta en casa, por la tarde/noche celebramos el cumpleaños de mi mujer, y me comentó un amigo ajeno al sector de la Traducción e Interpretación cómo ha ido conociendo nuestra profesión a través de mi blog y la curiosidad que le despierta nuestro trabajo, del que comprende cada vez más que es más que solo dominar dos idiomas. Y ahí me volví a emocionar porque me di cuenta de que, mientras hay gente que no se queda mirando a su propio ombligo sino que pone interés en la vida, el trabajo y las condiciones laborales de los demás, la humanidad no va tan mal como a veces pueda parecer. O si, pero no en su totalidad. ¡Curiosos y optimistas al poder!

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here