Found in translation

8
2629

Hoy se estrena El rito en los cines españoles, que ayer llegó a los cines alemanes con el título  The Rite – Das Ritual. Sí, correcto, suena más a un ejercicio de clase de lengua que a un acierto del marketing cinematográfico. La verdad es que sorprenden las versiones/traducciones a veces disparatadas de los títulos de películas, y cuando suenan especialmente raras, se suele culpar a los traductores. No obstante, los títulos se eligen habitualmente de acuerdo con criterios de marketing o de disponibilidad, por lo que raras veces nos consultan a los expertos lingüísticos. Así, los títulos de las películas pretenden atraer un determinado público, llamar la atención de los espectadores potenciales y revelar algo del argumento. Suena fácil, pero no lo es siempre, porque, a menudo, los buenos títulos ya no están disponibles, y la creatividad para trasladar un juego de palabras a otro idioma no abunda. No lo digo como excusa – hay títulos que realmente suenan “de culo”. Hace poco, una comedia titulada Old Dogs con John Travolta y Robin Williams se convirtió para Alemania en una mezcla malograda entre inglés y alemán, al llamarse Old Dogs – Daddy oder Deal. En España, la película tampoco tuvo suerte y se tituló Dos canguros muy maduros, que –sin saber de qué va la película– bien podría ser el título de un documental sobre un par de marsupiales de avanzada edad.

Cuando se estrena una película, se procede de diferentes maneras para despertar el interés del público. Según los supuestos conocimientos de idiomas de los espectadores el título habitualmente

  1. se mantiene tal cual
  2. se mantiene y se amplía
  3. se traduce/cambia por completo/en parte
  4. se sustituye por otro título en inglés (¡especialmente absurdo!)

Echemos un vistazo a unos ejemplos conocidos:

1. El título se mantiene tal cual

Toy Story, Good bye, Lenin, Rocky, Pretty Woman, Rambo, Saw, Erin Brockovich, Scary Movie,… Existen muchos títulos que se consideran comprensibles a nivel internacional o que constituyen una marca o que consisten en nombre propios que no requieren traducción. No obstante, a veces hay que tener en cuenta detalles sutiles: así, por ejemplo, en la versión española de Thelma & Louise se sustituyó únicamente el símbolo de & “y” (Thelma y Louise).

2. El título se mantiene y se amplía

La primera película de Alien, en alemán lleva el título algo largo de Alien – Das unheimliche Wesen aus einer fremden Welt y en castellano Alien, el octavo pasajero. Es obvio que se consideraba que el título original Alien precisaba alguna explicación para el público objetivo respectivo (y es que “alien” no solo significa extraterrestre sino también se usa como palabra despectiva para un extranjero.).

Así pasó también con The prestige, que en alemán se comercializó bajo el nombre de Prestige – Die Meister der Magie, probablemente para revelar que trata de magos. En España, el título El truco final: el prestigio destapa igualmente que va de trucos de magia.

3. El título se traduce/cambia por completo/en parte

Some like it hot se conoce en Alemania con el título perfectamente traducido de Manche mögen’s heiß, y en España con una versión completamente cambiada: Con faldas y a lo loco. El taquillazo alemán de Lola rennt también se modificó en español y quedó en Corre, Lola, corre, probablemente para imitar la traducción inglesa (Run Lola Run). No obstante, otra película alemana exitosa, Das Leben der Anderen, se tradujo literalmente como La vida de los otros.

La película de animación de Monsters, Inc. se proyectó en los cines alemanes bajo el título de Die Monster AG y en los españoles como Monstruos S.A., por lo que es un ejemplo de unas traducciones acertadas que contemplan las circunstancias del país de destino sin desmenuzar el título original.

Por desgracia, no se aplicó en otros títulos. El mejor ejemplo es mi película favorita, Groundhog Day, que se llama Und täglich grüßt das Murmeltier en Alemania y Atrapado en el tiempo en España. La primera película de la serie Die nackte Kanone, título alemán que es una traducción literal del original (The Naked Gun), se conoce en España como Agárralo como puedas, es decir que es completamente diferente. Into the Blue, una película de acción con muchas escenas bajo el agua, cuyo título se mantuvo sin traducir para Alemania, en castellano se llama Inmersión Letal, que da más de una pista del argumento. Algo parecido se practicó en la película de los 1980 llamada Highlander en inglés, que en su versión alemana se complementó con Es kann nur einen geben, pero en España reveló parte del contenido gracias al título de Los Inmortales.

Una de las sagas más populares, Star Wars, se tradujo al alemán de forma literal como Krieg der Sterne, mientras en España se conoce como La guerra de las galaxias. Está claro que el responsable de esta última versión sí era de otra estrella galaxia…

4. El título se sustituye por otro título en inglés (¡especialmente absurdo!)

Un procedimiento menos frecuente, pero no del todo insólita es elegir para la comercialización otro título en inglés que poco o nada que ver con el original. El motivo solo lo sabrán los inventores respectivos, porque mirad con vuestro propios ojos que aberraciones se producen: Yeah Yeah Yeah es el título “alemán” de una película de los Beatles que en realidad se llamaba A Hard Day’s Night, traducida para España como ¡Qué noche la de aquel día!.

La conocida película de suspense Copycat con Sigourney Weaver como protagonista se titula  Copykill en Alemania, ya que, al parecer, el original no era lo suficientemente sangriento para los distribuidores alemanes.

Y para que no salgáis perdiendo al jugar a las películas con amigos de habla inglesa o españoles, os adjunto un ranking con las diez mejores películas –según el American Film Institute– en tres idiomas: título original más su traducción al alemán y al castellano:

Título original (inglés) Título alemán Título español
Citizen Kane (1941) Citizen Kane Ciudadano Kane
The Godfather (1972) Der Pate El Padrino
Casablanca (1942) Casablanca Casablanca
Raging Bull (1980) Wie ein wilder Stier Toro salvaje
Singin’ In The Rain (1952) Singin’ In The Rain Cantando bajo la lluvia
Gone with the Wind (1939) Vom Winde verweht Lo que el viento se llevó
Lawrence of Arabia (1962) Lawrence von Arabien Lawrence de Arabia
Schindler’s List (1993) Schindlers Liste La lista de Schindler
Vertigo (1958) Vertigo – Aus dem Reich der Toten Vértigo (De entre los muertos)
The Wizard of Oz (1939) Der Zauberer von Oz El Mago de Oz

8 Comentarios

  1. Muy interesante, esta entrada, sobre todo para un traductor audiovisual como yo. Es cierto que esos títulos que nada tienen que ver el original no son producto de la imaginación febril de un traductor delirante, sino de la avida dollars de los distribuidores. Respecto al caso de Atrapado en el tiempo, supongo que se primó resumir en el título el núcleo de la trama (bastante bien, por cierto), frente a dejarlo tal cual, “El día de la marmota”, pues esta es una celebración muy local de Estados Unidos que en España era desconocida hasta que se estrenó la película. Con todo, el pueblo ha hecho justicia y ha demostrado que no habría pasado nada por traducirlo correctamente, porque ha quedado en el acervo popular decir “esto es el día de la marmota” cuando pasas por una temporada tediosa donde todos los días parecen iguales. Ejemplo: Te sale un trabajo de verano en una zona aislada en medio de la montaña y, cuando te preguntan que qué tal, dices: “El paisaje es precioso y hay mucha calma, pero todos los días son el día de la marmota”. (No dices, “me veo atrapado en el tiempo”).
    Traductores 1 – distribuidores 0 😉

  2. Gran post André. Muchas veces las distribuidoras hacen estragos con los títulos de las películas y menos mal que no lo hacen con el título de los discos (antiguamente sí que era práctica habitual), porque sería algo gracioso para el público, pero denigrante para el artista.

    Saludos.

  3. Hab eben auf deinen Blog gelandet und es gefällt mir sehr! Super interessant! Nur zu diesem Post hab ich was zu sagen, und zwar, dass mir der Titel “Dos canguros muy maduros” korrekt scheint… “Hacer de canguro de alguien” benutzen wir oft für “babysittern”, und beide Hauptfiguren passen ja auf 2 Kinder im Film auf…

    😉 Weiter so!

  4. Me ha gustado esta entrada. Yo siempre defiendo el hecho de que los títulos no los elige el traductor y por lo tanto no tiene ninguna responsabilidad en algunas aberraciones. De todas formas, debo puntualizar que “A Hard Day’s Night” en España se titula “¡Qué Noche la de Aquel Día!”. Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here