Un día cualquiera

8
3060

Hoy es el día de San Valentín, día “festivo” casi obligatorio para los enamorados y los que quieren enamorar. Por una combinación de presión social, bombardeo publicitario y sentimientos cursis, este día se ha ido convirtiendo en un día especial para parejas, de forma que nuestra vida, de repente, se llena de corazones, flores y, sobre todo, de mucho amor, en un día que debería/podría ser como otro cualquiera. Y lo digo muy en serio: veo más lógico celebrar un aniversario de boda, del primer beso, del primero sexo, etc. con la pareja que la muerte de un obispo italiano llamado Valentín de Terni de hace más de 1.700 años. Ah, ¿que no es eso que se celebra hoy sino el amor? ¿Entonces por qué justo hoy? Si muestras tu cariño y amor a tu pareja durante todo el año, ¿por qué exagerar estos sentimientos en un día concreto del calendario? O al revés: si eres un hijo de puta y maltratas a tu pareja los 364 días del año, ¿un día de falso amor te/le hará sentir mejor? Pero claro, quién se atreverá a ignorar las señales omnipresentes y a no comprar al menos unas flores, unos bombones u otro detalle. Malditas tradiciones, es casi imposible pasar de ellas sin parecer un aguafiestas/cascarrabias. ¿En España no se dice lo de “si no puedes con el enemigo, únete a él”? Pues eso, un año más me rindo ante San Valentín, San Corte Inglés y los demás no santos de mi devoción… ¡feliz día de noséqué!

8 Comentarios

  1. Compañero, únete a los que, como yo, se resisten a las maniobras del capital para inducirnos al consumismo. Como pese al bautismo no pedido, en casa no nos consideramos católicos, no celebramos nuestros santos, mucho menos el de un tal Valentín al que ni siquiera conocemos…
    Nosotros somos unos cascarrabias, ni nos regalamos nada ni nos decimos ni mú. Como tú bien expones, mejor buscar una fecha que sea significativa para ambos y celebrar entonces la unión a tu manera y sin presiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here