De puerta en puerta

4
2105

La semana pasada os hablé del origen de la corona de adviento, pero la época del adviento depara muchas más tradiciones interesantes. Mientras el calendario de adviento goza de gran popularidad en Alemania desde hace mucho, en España lleva sólo pocos años, disponible sobre todo en la versión rellena de figuritas de chocolate. Igual que la corona mencionada, el calendario de adviento también surgió para amenizar y acortar el periodo prenavideño que, para los niños, se suele hacer eterno. Parece que se usó por primera en familias protestantes a mediados del siglo XIX. Su calidad de “calendario” se debe a las 24 puertas, una por cada día del 1 al 24 de diciembre, que suelen esconder una pequeña sorpresa (juguetes, figuras, chocolate, dibujos). Además de los calendarios en venta, existen también los llamados “calendarios de adviento vivos” – en general edificios grandes con 24 ventanas decoradas que ofrecen una sorpresa cada día – y también los calendarios hechos a mano, con los que se puede echar mucha imaginación, como demuestran los siguientes ejemplos.

¿Vosotros también tenéis un calendario de adviento? Si es así, ¿qué había detrás de la 5ª puerta de hoy?

4 Comentarios

  1. El año pasado, tuvimos un calendario de adviento que les encantó a los niños. Eran figuritas del Belén. Este año, por culpa mía y por exceso de trabajo, empecé las compras navideñas hace poco y ahora es demasiado tarde para el calendario.

    Me gustan mucho los calendarios que has adjuntado. Y el de las cervezas, ¿es para acortar el periodo prenavideño a los adultos? Jajaja

    ¡Felices fiestas, André!

  2. Desde que aparecieron en mi hogar las aupair alemanas hemos mantenido el ritual con los niños del calendario de adviento. Ya casi no me quedan ideas, pero siempre recurro a paginas alemanas que son muy originales.
    Os felicito por la multivariedad que presentais cada año.
    Feliz Adviento y manos a la obra…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here