Se ve hasta en la sopa

2
2144

Ha surgido un nuevo debate acalorado en España y, por esta vez, el gobierno no tiene la culpa. Parecido a lo que pasó en Alemania con la última reforma de ortografía, los cambios propuestos por las 22 Academias de la Lengua Española hace unos días para la nueva edición de la Ortografía de la lengua española han calentado los ánimos. Aún se está a tiempo a influir en la ortografía final, ya que los cambios (pocos y poco significantes en comparación con las modificaciones impuestas por la mencionada reforma del alemán) se someterán a votación el 28 de noviembre tras un debate final en el plenario de las Academias en Guadalajara (México). La intención de los académicos es unificar las reglas a uno y otro lado del Atlántico, por lo que han llegado a una especie de trueque tipo “cambio la ‘ye’ de Sudamérica por la ‘uve’ de España”. De esta forma, en la nueva ortografía se impondrán “be” y “uve” a la “be alta” y “be baja”; la “ye” a la “i griega”, “doble uve” a la “uve doble”. Llegar a un término medio nunca es satisfactorio, como muestran las críticas que han ido en aumento desde el anuncio de los cambios. Incluso académicos de la RAE, como Javier María, se reservan el derecho de seguir escribiendo como les… ejem, gusta. Por cierto, la publicación de la nueva Ortografía de la lengua española está prevista ya para finales de diciembre. A ver si este año los Reyes traen un regalo para la ortografía o más bien carbón…

2 Comentarios

  1. Al final democraticamente gana la mayoria. Viendo estas revoluciones me siento abuela y cuando llamo a lo que yo creo que es, las cosas por su nombre, las nuevas generaciones me miran como yo miraba a mis padres cuando me preguntaban que si nos habian enseñado la lista de los Reyes Godos.
    Euros y pesetas. Para mi siempre sera y griega, be y uve… y “ye” era lo que cantaban los Beatles en sus canciones… YE, YE, YE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here