Sencillo. Práctico.

1
788

Puede que vaya poco a restaurantes o que realmente me haya encontrado con una novedad genial. En una mesa ya pequeña de por sí faltaba todavía el enfriador para el vino, un rico “Verdejo Oro de Castilla” (D.O. Rueda), y mientras aún me preguntaba si el camarero iba a encajar el enfriador entre los platos, las copas y los cubiertos a modo de jugador de Tetris, vino con el aparato que podéis ver en la foto. Si el invento os parece aburrido y nada digno de mención, tendré que empezar a preocuparme por mi cultura de (consumo de) vino…

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here