Sabes que eres un alemol en España cuando…

4
1277
  • te atreves a discutir de política o de fútbol con los taxistas.
  • para comprar cualquier cachivache vas primero a “los chinos”.
  • aceptas los piropos de la panadera/frutera (“cariño”, “guapo”, “bonico”, “majete”) sin sonrojarte.
  • ver niños jugar en la calle a las 2 de la madrugada te parece de lo más normal.
  • saludas con dos besos hasta a la quiosquera.
  • escribes “jajaja” en vez de “hahaha” en los chats.
  • echas aceite de oliva a cualquier plato.
  • no sólo sabes hacer paella sino que te crees el mejor cocinero de paellas del mundo mundial.
  • sabes quiénes son Massiel, Belén Esteban y El Dioni.
  • te sorprende que un programa de televisión empiece a tiempo.
  • sabes demasiado bien lo que significa la palabra “telebasura”.
  • empiezas a decir cosas como “a ver si quedamos…” sin compromiso alguno.
  • sueltas una media de dos interjecciones en cada frase: “coño”, “collons”, “hostia”, “la leche”, “joder”.
  • conoces al menos diez formas de acabar la frase “me cago en…”
  • el silencio en una conversación te incomoda y sueltas un “pues nada” o “pues eso”.
  • tienes asumido que no puedes pedir sólo “una cerveza”, sino que tienes que pedir “una caña”, “un doble”, “un tubo”, “una jarra”, “una jarrita”, “un quinto”, “un tercio”…
  • no te imaginas tomar cerveza que no esté semi-congelada.
  • consideras que comer antes de las 14 horas y cenar antes de las 21 horas es de guiris.
  • la mitad de tus amigos se llaman José y la otra mitad María, aunque seas ateo/a.
  • el spam te llega en castellano.
  • sabes diferenciar entre “cojones” y “cajones”, “tener calor” y “estar caliente”, “bacalao” y “bakalao”, “pollo” y “polla”, “estar hecho polvo” y “echar un polvo”.
  • sabes tararear cualquier canción de Georgie Dann o El Fary.
  • al estar de visita en tu país de origen te pillas tirando las servilletas y los pallilos al suelo de los bares.
  • tuteas automáticamente a cualquier persona que tenga tu edad o menos.
  • aplaudir en un entierro no te parece de mal gusto.
  • sabes que “ahora” realmente no significa “en el instante”, sino puede traducirse como “mañana”, “otro día” o “nunca”.
  • llegas 10 minutos tarde a una cita con amigos y, aún así, eres el/la primero/a en llegar.
  • sabes lo que es un “guiri”, y alguna vez te han llamado así.
  • eres capaz de reconocer y catalogar a (otros) guiris por sus nacionalidades.
  • calificas algo de “de puta madre” sabiendo que no insultas la progenitora de nadie.
  • sabes que el almuerzo es una cuestión de vida y muerte en ciertas profesiones y para todos los funcionarios.
  • sales el domingo en coche quejándote de que haya tantos domingueros.
  • preguntas “¿el/la último/a?” aunque identifiques perfectamente el final de una cola.
  • aprendes a escuchar y a hablar al mismo tiempo para poder meter baza en una conversación.
  • tus amigos te llaman “tío/a”, “chaval”, “macho” o “tronco”.
  • no concibes pasar un domingo sin tomar el “aperitivo/vermú”.
  • tienes una opinión acerca del Real Madrid y del Barça, aunque el fútbol no te interese lo más mínimo.
  • siempre conduces el coche con una mano en el claxon.
  • entiendes el humor de “Torrente”.
  • escribes listas como ésta, y además en dos idiomas.

4 Comentarios

  1. Me tomo la libertad de añadir a tu listado de palabras que saben distinguir los “alemoles”. es fundamental saber que no es lo mismo el INEM que el HIMEN.

    Tambien los alemoles despistan por que se les ven rasgos “ale” pero tienen color nacional, ya que no son de una tonalidad rosa por que llevan años tomando el sol diario de salir a la calle.

    Los alemoles entienden ya a esos españoles que hablamos rapido y con cantidad de dobles sentidos, sin estar despistados mirando a izquierda y derecha como si fuera un partido de tenis.

    Me gustais, ALEMOLES

  2. Hola André.
    Hoy he leído, por primera vez desde hace tiempo, la CBN con tu artículo sobre los cuentos de hadas y he descubierto así tu blog. Me he reído bastante y quería escribirte espontáneamente para felicitarte. La verdad es que un “alemol” cómo yo al que ya no le piden el DNI (alemán) cuando paga con tarjeta en “su” Mercadona de barrio, sólo puede confirmar muchos de los sentimientos que expresas y de las curiosidades que describes en tus artículos, y sobre todo en el listado de arriba.
    Quién lo iba a decir cuando trabajabas hace años para Paco Gil y con la que hoy es mi mujer, Luz…
    Un saludo
    Stefan

  3. Hola André.
    Hoy he leído, por primera vez desde hace tiempo, la CBN con tu artículo sobre los cuentos de hadas y he descubierto así tu blog. Me he reído bastante y quería escribirte espontáneamente para felicitarte. La verdad es que un “alemol” cómo yo al que ya no le piden el DNI (alemán) cuando paga con tarjeta en “su” Mercadona de barrio, sólo puede confirmar muchos de los sentimientos que expresas y de las curiosidades que describes en tus artículos, y sobre todo en el listado de arriba.
    Un saludo
    Stefan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here