Leben 2.0

16
3628

Ich ziehe immer wieder den Hut vor Menschen, die es schaffen, ihren Tag so zu gestalten, als habe er 36 oder 48 Stunden. Und damit meine ich nicht unbedingt den Extremfall der Politiker, die einen dicht gestrickten Terminplan und auch noch Zeit für Sport und Familie haben. Nein, in meinem Bekannten- und Freundeskreis gibt es Organisationstalente, die Kinder, Beruf, Haushalt, Freunde, Hobbys, Weiterbildung und vieles mehr kombinieren und mir das Gefühl geben, meine Zeit zu verplempern: Ich brauche manchmal Wochen oder gar Monate, um ein Buch zu lesen, schaue mir selbst Lieblingsserien mit Unterbrechungen an, sehe nicht einmal einen Bruchteil der Kinofilme, auf die ich Lust habe, treffe manche Freunde nur im Monatstakt (deutsche Freunde und Familie sogar nur im (Halb)Jahrestakt), drehe mit meinem Hund kaum mehr als die obligatorischen Runden, treibe mittlerweile so gut wie keinen Sport und das alles, obwohl ich (noch) keine Kinder habe. Vielleicht ist es nur eine Frage der Perspektive, und ich sollte mir lieber vor Augen führen, was ich täglich, wöchentlich und monatlich alles schaffe, aber es kommt mir doch immer recht wenig vor. Was tun? Blog und Facebook-Account schließen (siehe Abbildung)? Feste Arbeitszeiten einrichten und den Kunden nach Feierabend eine Absage erteilen? Weniger (als 7 Stunden) schlafen? Fernseher aus dem Fenster werfen? Ich meine es wirklich ernst – was ist Zeitverschwendung und was ist notwendig? Die Antwort auf diese Frage ist natürlich sehr subjektiv, denn mancher mag Lesen oder Sport für überflüssig halten, andere verzichten auf allzu ausgedehnte Online-Aktivitäten. Hätte ich mir diesen Blogeintrag sparen können und stattdessen lieber eine Runde mit Frau und Hund durch den Park drehen sollen? Sollte ich mir vielleicht den ganzen Blog sparen und meine Energie lieber auf Aktivitäten im Leben 1.0 konzentrieren? Ich bin für jeden Tipp offen …

16 KOMMENTARE

  1. ¡ay! mira qué majo, ¡un chiste a estas horas de la mañana! si tú crees que no te organizas y que no haces cosas, voy a ver si bajo ahí al río y me tiro por un puente, porque me has dejado a la altura del betún 🙂

  2. A mí también me da la sensación de que el tiempo se va muy rápido y que no dispongo del suficiente para hacer todo lo que debería hacer. Pero como bien apuntas, si hay algo subjetivo en este mundo es el tiempo, y yo creo que cuando tenemos esa sensación es porque tenemos un proyecto que nos gustaría emprender y no acabamos de hacerlo porque estamos haciendo otras cosas. Creo que la clave está en aprender a priorizar lo realmente importante, así tendríamos la sensación de que aprovechamos más el tiempo, ya que si lo que nos queda por hacer son minucias, no le daremos tanta importancia.
    Lo del blog, yo te dirías que no lo cerraras, planteas asuntos muy interesantes. Una solución intermedia sería no publicar diariamente, sino cada dos o tres días.
    Y ahora te dejo, que tengo prisa 😉

  3. Creo que Jota tiene razón. Si haces cosas que te importan y te satisfacen te sientes mejor al final del día, pero desgraciadamente hay tantas cosas diarias que hacer con las que “pierdes” tu tiempo precioso. Pero, lo que quiero decir es que me encanta tu blog y lo leo todas las mañanas. Ya me he preguntado como lo haces poner algo todos los días y estoy un poco aliviada que a ti te cueste también. Creo que para nosotros, los alemanes perfeccionistas, llevar un diario significa escribir algo CADA día.
    Un saludo, Tanja

    • Gracias, Tanja. No podría estar más de acuerdo contigo: por desgracia, no depende sólo de nosotros gestionar nuestro tiempo 🙁
      Me alegro de que te guste el blog, que, según el día, es una válvula de escape o una mini-obligación, autoimpuesta por este pequeño perfeccionista h.d.p. que llevo dentro y que, efectivamente, me impide saltarme un solo día en este “diario”…

  4. Hola, chaval. Yo te puedo dar unas cuantas ideas para no tener la sensación de que el día, simplemente, se va:
    – NO TENGAS HIJOS. Primera ley, inamovible. Está claro que el día se alarga con niños, pero el regusto de “en realidad sólo los mantengo con vida” está ahí.
    – No te afeites/duches todos los días: Son unos minutillos que se ganan para otras tareas.
    – No hagas lo mismo (traducir en tu caso) más de dos horas seguidas. Creo que esto sí lo haces.
    No se me ocurren más cosas de momento. Yo creo que tú, en general, das la impresión de multiplicarte. Estás por todas partes (blog, facebook, curro, comidas, cine, “eventos en general”…), ¿y aún tienes ganas de más? Igual deberías de ir al psicólogo. ¡Mira, así harías algo diferente! ;-P
    Miguel

  5. Andre, a mi se me pasan los dias y no hago mas que venir a trabajar y cuidar de mis hijas, hace tiempo que deje de leer o de ver series o pelis porque a las 9.30 ya me estoy durmiendo en el sillon. Y cine?? e ir a cenar con Jose o amigos?? ni me acuerdo. Donde esta Monica?? donde estan mis hobbis?? falta de organizacion? no, en mi caso falta de horas al dia o mas red bull o vitaminas para que en vez de dormirme a las 9.30 lo haga a las 12.30 (me daria 3 horas mas de vida!!! yujuuuuu!!)

  6. Joder, no podía haberme llegado más el tema del blog de hoy, André. Para mí, el simple hecho de que lo saques adelante a diario ya me parece una hazaña… De dónde sacan los otros el tiempo y cómo puedo yo sacar más tiempo son dos preguntas que tengo muy presentes. He leído en los comentarios cosas como “priorizar”, “organizarse”, “hacer cosas que te satisfagan”… Quizá van por ahí los tiros: por un lado una cuestión práctica de gestión del tiempo físico y por otro lado un trabajo más de autosugestión, más psicológico: hacer cosas que se quieren hacer e intentar ver retos o novedades dónde otros ven obligaciones que te restan tiempo. En tu caso, que lo sepas, para nada da la sensación de que pierdas el tiempo. Eres una maquinita.

HINTERLASSEN SIE EINE ANTWORT

Please enter your comment!
Please enter your name here