¿Los alemanes somos así?

Illustration: © Lena SteinkeParece mentira que en un mundo globalizado e hiperinformado persistan los prejuicios sobre otras culturas, y más cuando se trata de culturas tan relativamente cercanas como pueden ser la española y la alemana. Pero lo cierto es que ahí siguen. En España a menudo aún escucho frases como “Pensaba que los alemanes sois…” o “Ah, ¿pero los alemanes hacéis…?” ¿LOS alemanes? ¿Pero quiénes? ¿Los jóvenes o los mayores? ¿Los de Hamburgo o los de Múnich? ¿Los licenciados o los que no acaban ni el instituto? Evidentemente, en Alemania hay tanta diversidad de personas como en cualquier otra parte. ¿En qué se parecen un millonario gallego, un cani madrileño, un ama de casa extremeña, un alcalde catalán o una gogó valenciana? ¡Pues eso!

Hoy he recopilado algunos de los tópicos habituales de “los alemanes” que se resisten a desparecer, provistos con información enlazada para rebatirlos.

  1. Los alemanes somos aburridos y no sabemos celebrar. (Carnaval de Colonia, Maguncia y Rottweil, Oktoberfest; fiesta del cumpleaños del puerto de Hamburgo, Día del padre; fiestas populares en toda Alemania)
  2. Comemos principalmente salchichas, codillo, chucrut y patatas. (Gastronomía alemana; 282 restaurantes alemanes con estrellas Michelin; vegetarianos en Alemania)
  3. No tenemos humor. (Algunos humoristas; los humoristas más clásicos; Feria de la Risa de Leipzig)
  4. Solo nos gustan los schlager y la polka. (Grupos de metal; bandas populares en la radio; bandas que han traspasado las fronteras alemanas)
  5. Solo bebemos cerveza. (Ruta del vino alemán; fiestas del vino en Alemania; vinos de Alemania; ginebras alemanas; whiskys alemanes)
  6. Nos encantan Mallorca y las Islas Canarias porque no tenemos islas ni playas. (Islas alemanas; las 10 playas más bonitas de Alemania)
  7. Somos rubios y con los ojos azules. (La Mannschaft; alemanes de origen extranjero)
  8. Solo se nos da bien el fútbol. (Deportistas alemanes; Fórmula 1; tenistas alemanes; ironman alemán; campeones olímpicos)
  9. En Alemania llueve y hace frío todo el año. (Climas diferentes; veranos alemanes)
  10. No mentimos nunca. (Escándalo Volkswagen; escándalo Mundial 2006)
  11. Hablamos muy bien el inglés. (Günther Oettinger, político europeo; Lothar Matthäus, exfutbolista y entrenador; acento alemán en inglés; imitación del acento alemán en inglés)
  12. Somos muy cultos. (Daniela Katzenberger; imitación de “canis” alemanes (video musical);  programa “Frauentausch”; programa “Ich bin ein Star, holt mich hier raus”; programas “Schwiegertochter gesucht”/”Beate und Irene”)
  13. Nuestra aportación a la moda son las sandalias con calcetines blancos y los trajes bávaros. (Karl Lagerfeld, Hugo Boss, Wolfgang Joop)
  14. Nos llamamos Peter, Michael y Hans o Heidi, Sabine y Claudia. (Madre llama a sus hijos (1); madre llama a sus hijos (2); ranking de nombres de bebés en 2015)
  15. Siempre somos puntuales. (Deutsche Bahn)
  16. Somos planificadores, muy organizados y ahorradores. (Grandes obras con sobrecostes y retrasos; despilfarro con el dinero de los contribuyentes)
  17. No salimos de casa después de las 18 horas. (Vida nocturna de Alemania; clubs y discotecas conocidas en toda Alemania)
  18. Al hablar sonamos enfadados como Charlie Chaplin en El gran dictador. (Variedad de voces (50 voces de doblaje masculinas); voz femenina (conocida en TV y radio))

Bueno, ¿cómo te has quedado? Igual ahora tienes una opinión algo más matizada de “los alemanes”, ¿no? Para ser justo, otro día acabaré con los estereotipos sobre “los españoles”. ¡Abajo los estereotipos!

Be Sociable, Share!
Posted in deporte, gastronomía, idiomas, música, películas, política, sin categoría | Tagged , , , , , , , , , , , , | 14 Comments

¿Es lo que hay?

Quería escribir un artículo sobre mis sensaciones después de las elecciones generales del 26J. Sobre el hecho de que las ha ganado un partido con casi 500 imputados e innumerables casos de corrupción, financiación ilegal y delitos electorales. Sobre lo que eso dice de España y de los millones de votantes y simpatizantes de dicho partido. Sobre la imagen que dan a los jóvenes. Sobre refranes tan arraigados como tóxicos, tales como “Más vale malo conocido que bueno por conocer” o “Total, todos roban” (y sus variantes “Pero si lo hacen todos” y “Tonto el que no lo haga”). Sobre el daño que hacen estas frases al que las pronuncia y al que las escucha. Sobre lo derrotista, pesimista y conformista que parece España últimamente. Sobre una cultura en la que se considera un éxito que alguien consiga “salirse con la suya” tras cometer una infracción o un delito.

Quería escribir sobre la crisis –primero económica y financiera, luego también a nivel social y cultural– que perdura en España y que se ha instalado en la cabeza de muchas personas de tal forma que parece haberse convertido ya en un rasgo del carácter español (estoy generalizando, lo sé). Sobre frases como “Es lo que hay”, que reprimen y apagan cualquier intento de reflexión y de mejora. Sobre la gente crítica, no como en “pensamiento crítico” sino como en “estado crítico”; y sobre la gente criticona, que acepta la mediocridad como un estado natural y considera negativo y criticable cualquier intento de cambiar, de mejorar, de salirse de un círculo cada vez más vicioso.

Quería escribir sobre que, al percibir ese clima en España, me alegro de seguir siendo un “alemol” y de resistirme a resignar y que estoy orgulloso de mi “mitad alemana”. Sobre que nunca usaré frases pesimistas como las arribas citadas. Y sobre que voy a seguir siendo optimista y pensando en evolucionar y en salir adelante, aunque nunca a costa de otros.

Quería escribir sobre todo eso, pero luego he pensado: ¿Y qué conseguiría con ello? Mis reflexiones no son nuevas, y tampoco son solo mías. Ya se leían y escuchaban antes de las últimas (pre)campañas electorales porque hay más personas luchando contra el carácter derrotista español, pero… ¿de qué ha servido? He vuelto a generalizar, porque no todos los españoles son derrotistas ni conformistas, aunque los que sí lo son nos hacen sentirnos en minoría a los demás. Lo que también percibo es un creciente desapego a la política que se traduce en que las críticas se quedan en conversaciones de bar en vez de trasladarse a las urnas. En los bares y en las redes sociales hay mucha gente despotricando contra todo y todos y a todas horas, pero a la hora de la verdad les da pereza contribuir activamente al cambio. Y esa actitud pasiva y desapegada, que parece extenderse  cada vez más, es algo con lo que no me puedo identificar en absoluto. No sé si considerar esa falta de pragmatismo un rasgo español o más bien generacional, pero sin duda está ahí, haciendo mucho daño y propagándose rápidamente. ¿Es lo que hay…?

Be Sociable, Share!
Posted in política, sin categoría | Tagged , , | 4 Comments

Alemolpedia: “zas”/“zasca”

Tras una larga pausa vuelvo a reflexionar sobre un término español –o, mejor dicho, sobre dos variantes de un término– que ya lleva tiempo formando una parte casi imprescindible de las redes sociales en España: “zas”/“zasca”. En realidad, son representaciones de un sonido, llamadas onomatopeyas, que imitan un golpe (ver definición en el DRAE), aunque las palabras en sí ya se usan en el sentido de “golpe” o “puñetazo”. Sin embargo, no se refieren en absoluto a un acto de violencia, sino más bien a una respuesta ingeniosa, una réplica sorprendente o un comentario que le choca al destinatario como una tarta en la cara. El término “zas” se ha extendido gracias a la popular serie de dibujos animados Padre de familia (ver artículo sobre su origen), cuyo protagonista Peter Griffin lo uso a menudo en la exclamación “Zas, ¡en toda la boca!” –al principio con una connotación sexual, según se explica en un episodio. La frase original, “Pow! Right in the kisser!”, proviene del cómico estadounidense Jackie Gleason y su sitcom de los años 1950, llamada The Honeymooners, cuyo protagonista tiene una breve aparición en Padre de familia. Sorprendentemente, la exclamación “¡Zas, en toda la boca!” también se usa en la versión española de la serie The Big Bang Theory, aunque aquí se trata de una traducción libre y, por lo visto, de una referencia deliberada, ya que en la serie original Sheldon Cooper utiliza la palabra inventada “Bazinga”, con un origen muy diferente.

Pero volvamos con el “zas” y la forma derivada “zasca”, que ya se han convertido en ingredientes habituales de memes e incluso de titulares y publicaciones que se refieren a las reacciones ingeniosas en el contexto de internet. De esta forma, se leen cada vez más noticias breves o reacciones en internet que hablan de un “zas” o “zasca”, aunque la mayoría de las veces se entrecomillan estos términos para marcarlos como coloquiales: “El ‘zas’ del hijo de Rajoy a Manolo Lama” (26/11/2015), “El ‘Zas… ¡en toda la boca!’ de Adolfo Suárez a Bertín Osborne en su propia casa” (5/11/2015), “Zasca en Twitter de Jordi Évole a un dirigente del PP” (23/11/2015) y “La Embajada de EEUU en Moscú se apunta el mejor ‘zasca’ del año” (20/11/2015) son solo algunos de los ejemplos más recientes.

En publicaciones de internet o en medios en línea en alemán, no obstante, se lee muy poco “Peng, voll in die Fresse!”, que es la traducción al alemán de “¡Zas, en toda la boca!”, usada en la versión sincronizada de Padre de familia, mientras en la versión alemana de The Big Bang Theory se mantiene la palabra inventada del original: “Bazinga”. Por lo tanto, parece que en alemán la expresión “Peng, voll in die Fresse!” no ha desarrollado esa vida propia ni se ha extendido rápido en el lenguaje de los jóvenes y del día a día tal y como ha ocurrido con “zas” y “zasca” en español. ¿Entonces cómo debemos proceder los traductores en este caso? Si yo tuviera que traducir estos términos de acuerdo con su significado, en alemán hablaría de “schlagfertige Antwort”. Pero si, según el contexto, se admitiera un lenguaje onomatopéyico coloquial, también encajaría algo como “Bamm, das saß!” (“Peng” me suena demasiado a un tiro o un chasquido). ¿Tienes alguna otra propuesta? ¡Soy todo oídos!

¿Qué término o expresión te gustaría ver incluido en la Alemolpedia? Escríbeme: andre@diariodeunalemol.com

Be Sociable, Share!
Posted in Alemolpedia, idiomas | Tagged , , , , | 15 Comments